miércoles, 30 de junio de 2010

Un Neurocirujano destapa un secreto oscuro

El cerebro criminal siempre ha sido objeto de fascinación para James Fallon.  Por más de 20 años, los neurocirujanos de la Universidad de California-Irvine ha estudiado el cerebro de los psicópatas.  El estudia las bases psicológicas del comportamiento y una de sus especialidades es tratar de descifrar cómo el cerebro de un psicópata difiere del suyo y el mio.

Al rededor de cuatro años atras Fallon hizo un increible descubrimiento, estonpasó durante una conversación con su madre Jenny de 88 años para ese entonces, en un parrillada familiar.

"Te digo Jim por que no buscas en la familia de tu padre?", Jenny Fallon dijo. Pienso que hay algunos "cockoos" ahí.  Refiriendose a gente violenta entre otras cosas.

Fallon investigó que "hay un linaje de gente muy violenta - Asesinos, dijo".

Uno de sus bisabuelos directos, Tomas Cornell, fue ahorcado en 1667 por asesinar a su madre.  En esa línea de los Cornelles se produjeron siete asesinatos alegadamente, incluyendo Lizzy Borden.  "La Tia Lizzy" como irónicamente la llama Farlon fue acusada (y controversialmente absuelta) de matar a su padre y su madrastra con un hacha en Fall Rivers, Massachussett en 1882.

Un poquito aterrado por sus antecesores, Fallon se estableció para ver si algun miembro de su familia posee el cerebro de un asesino en serie.  Porque el ha estudiado docenas de cerebros de psicópatas él sabia precisamente qué buscar, para hacer la demostración abrió su LapTop y buscó la imagen de un cerebro en la pantalla de su computadora.

"Aquí está un cerebro que no es normal", dijo hay parches amarillos y rojos, entonces apunta a otra sección del cerebro, en la parte frontal justamente detras de los ojos.

"Miren eso... No hay casi nada aquí", dice Fallon,

Esta es la corteza orbital, el área que Fallon y otros científicos creen que está involucrada con el comportamiento ético, la toma de decisiones y el control de los impulsos. 

"La gente con poca actividad (en la corteza orbital) son el tipo sociópata sin restricciónes", agregó.



Los Scan de Fallon

 El claramente lo está sobresimplificando, pero Fallon dice que la corteza orbital pone un freno en otra parte del cerebro llamada Amigdala, que está involucrada con las agresiones y los apetitos, pero en algunas personas hay un desbalance... la corteza orbital no está haciendo su trabajo...  a lo mejor porque la persona tenga daño cerebral o porque nació así.

"Que queda?, que se asume?" pregunta.  "El área del cerebro que manda e identifica tu comportamiento como la rabia, la violencia, la comida, el sexo y la bebida".

Fallon dice que nadie en su familia tiene problemas reales con ese tipo de comportamiento,  Pero queria estar seguro, convenientemente tuvo todo lo que necesitó: previamente él convenció a 10 de sus familiares más cercanos para hacerle un PET Scan cerebral y a dar una muestra de sangre como parte del proyecto para ver si su familia corría el riesgo de contraer la enfermedad de Alzheimer.

Después de conocer la historia violenta de su familia examinó las imágenes y las comparó con los cerebros psicópatas.  El cerebro de su esposa era normal, su madre: normal, sus hermanos: normal, sus niños: normal.

"Y entonces miré mi propia PET Scan y ví algo perturbador, de lo que no hablé", dijo.

Lo que no queria revelar era que su propia corteza  orbital parecia inactiva.

"Si miras este PET Scan, yo me veo como esos asesinos".

Fallon advierte que esto es un campo nuevo.  Los científicos apenas estan comenzando a estudiar esta área del cerebro... mucho menos del cerebro de un criminal.  Aunque las evidencias se estan acumulando, algunos cerebros de algunas personas vienen predispuestos a la violencia y que las tendencias psicópatas se pueden pasar de una generación a la otra.


Los tres ingredientes:

Y esto nos trae a la próxima parte de la experiencia de la familia de Jim Fallon junto con los scan de cerebro Fallon tambien examinó el ADN a los miembros de su familia por genes que estan asociados con la violencia.  Encontó 12 genes relacionados a la agresión y a la violencia y el MAO-A gen (monoamina oxido A) estaba sobre cero.  Este gen que ha sido objeto de considerable investigación es también conocido como "Gen guerrero" porque regula la serotonina en el cerebro.  La serotonina afecta el humor - piense en prozac- y muchos científicos creen que si usted tiene cierta versión del gen guerrero, su cerebro no responderá a los efectos calmantes de la serotonina.

Fallon busca en otro archivo en la computadora que tiene una lista de nombres de miembros de familias y a su lado el resultado del genotipo.  Todos en su familia tienen la variante  poco agresiva del gen MAO-A, excepto por una persona.

"Ves eso? yo tengo el 100%, tengo el patrón, el patrón de riesgo", dice y hace pausa, "en un sentido, yo soy un asesino nato".

Fallon sin palabras, no cree que este sea su destino o que el destino de cada cual  no está regido por los genes por completo, sino que te llevan a una dirección o a la otra.

Aún así "cuando lo vi, francamente me sentí molesto". dice Fallon echandose a reir "empiezas a mirarte a ti mismo y te dices debo ser un sociópata, no creo que lo sea pero parece ser el cerebro de uno de esos sociópatas, el sociópata visto anteriormente".

Le pregunté a su esposa Diane que piensa del resultado "estaba muy preocupada", con una carcajada, "digo, lo conosco desde que tenia 12 años". (sarcasmo)

Diane probablemente no se tenga que preocupar de acuerdo con los científicos que estudian esa área.  Ellos creen que el patrón del cerebro y la fabrica genética no son suficientes para hacer a alguien  psicópata, se necesita un tercer ingrediente abuso o violencia en la niñez.

"Y afortunadamente él no fué abusado cuando era joven" dice Diane, "y yo he vivido mucho tiempo".


El nuevo mundo y la ley neuronal

Jim Fallon dice que tuvo una niñez maravillosa; tuvo una hermosa relación con sus padres y hermanos y con toda la familia.  Dice que este viaje a travez de su cerebro ha cambiado la forma de mirar la naturaleza y la formación.  El creía que la genética y las funciones cerebrales  determinaban todo de nosotros, pero ahora cree que su propia niñez hubiera podido marcar la diferencia.

"Nunca sabremos, como se ven los patrones en la población en general, si yo hubiera sido abusado no estubiera hablando aquí hoy dia'.  Dice Fallon.

Y por los psicópatas que han sido estudiados, Fallon siente compasión por ellos y dice que tuvieron una muy mala racha de suerte.

"Es un dia desafortunado esas tres cosas se juntan" "tiene uno que  entender por lo que pudieron haber pasado".  Agregó.

Pero qué pasa con la gente que viola y asesina... debemos sentir compasión por ellas?. Tienen derechos estas personas en las cortes argumentando que el cerebro los hizo actuar así?.  Bienvenidos al nuevo mundo de la ciencia neuronal en la que na neurociencia se usa como evidencia en las cortes. 












1 comentario:

  1. SIEMPRE HA SIDO UN INTERES DE LA HHUMANIDAD CONOCER APENDICES DE NUESTRA SOCIEDAD-PODER OBSERVAR CON OJO CRITICO ESTE TIPO DE ANOMALIAS Y EL IMPACTO QUE PUEDA LLEGAR AA TENER EN EL AMBITO DEL COMPORTAMIENTO CRIMINAL PARA SER O NO ACEPTADO POR LAS CORTES COMO ATENUANTES EN EL PROCESO PENAL. HAY MUCHA TELA QUE CORTAR HABRIA QUE REALIZAR UN ESTUDIO MUY SERIO ESTATAL. SOBRE ESTO TAN INQUIETANTE Y LEGISLAR DE MANERA MUY REPONSABLE SIEMPRE REPITO QUE SEA SERIO EL ESTUDIO QUE SE HAGA DE LAS MENTES CRIMINALES-YA HA HABIDO MUCHOS DE ESTOS PERO NO HAY CLARIDAD SOBRE LA INCIDENCIA DEL GEN GUERRERO Y LALRELACION PERTURBADORA DE ESTOS SUJETOS CON RELACION AL AMBIENTE SOCIAL EN QUE SE DESARROLLLAN.

    ResponderEliminar

Deja comentarios siempre respetuosos